Nuevo
Loading...

Audrys Nin se quitó la espina clavada desde Toronto 2015

Durante cuatro años, Audrys Nin Reyes cargó con una espina del tamaño del Mar Caribe. Ayer, tras superar un fuerte dolor en un tobillo, pudo quitarse ese peso que lo martillaba y motivaba desde Toronto 2015, cuando admite que dejó escapar una medalla.
Nin Reyes concedió ayer al país su primera presea de oro en la historia en gimnasia en unos Juegos Panamericanos al imponerse en la modalidad de salto de caballo masculino tras obtener una puntuación de 14.416. “Es una bendición, un momento maravilloso por el que he estado trabajando en estos últimos años. Han sido largos meses de preparación, de trabajo duro, pero gracias a Dios que aquí tenemos la medalla”, dijo Nin a elCaribe desde Lima momentos después de obligar a que se escuchara el canto a la patria en la tierra de la algarrobina.
Esta es la tercera medalla dorada de República Dominicana en la competencia, igualando el total de Toronto 2015. Las otras dos fueron de Beatriz Pirón, quien inauguró el club en levantamiento de pesas el pasado sábado, y de Robert Pigozzi, vencedor en la modalidad slalom del esquí náutico este lunes.
Audrys, un gran responsable junto a Yamilet Peña de que el país se dé a conocer en el mundo por la gimnasia, ha estado lidiando con problemas en un tobillo durante todo el año. De hecho, ayer se resintió, pero esto no fue óbice para que completara su misión.
“Me ha dolido bastante. He tenido que recibir mucha terapia y agradezco a mis entrenadores y a mi terapeuta (Marvin Zamora) porque han estado conmigo en todo momento”, dijo el nativo de Barahona, quien a sus 24 años presenta un prontuario impresionante, con logros en mundiales y campeonatos internacionales de peso. Aunque sufriendo bastante de un tobillo, Nin Reyes dijo que “por nada en el mundo dejaba de competir hoy (ayer). Hasta en un pie lo hacía”.
¿Pero qué pasó en los Juegos Panamericanos de Toronto? “Pude ganar una medalla. Siento que se me escapó”, dijo Reyes mientras variaba el tono de su voz por la vía telefónica.
¿La razón? “No tenía esa experiencia, hubo descuidos de mi parte. Debí concentrarme más y por eso tenía todos estos años esperando este momento para demostrarme que sí podía ganar un oro en unos Juegos Panamericanos”, respondió el criollo, cuya labor en dicha cita no le valió para estar en la ronda final, según consta en varios registros por internet.
Come de todo
Audrys dijo que hay ocasiones en las que entrena dos veces al día. Otro dato curioso: no come cuentos con su arroz.
“Yo me fajo a entrenar todo lo que me pidan, pero me como mi arroz, mi habichuela, mi carne a cualquier hora. Hasta de noche”, dijo. Agradeció a las distintas instituciones que le han brindado respaldo, la Federación de Gimnasia, el Comité Olímpico, Ministerio de Deportes, el programa Creso, y aprovechó para recordarle a la juventud que “se puede. Luchen por sus sueños y trabajen por ellos”. Así hablan los campeones.

Fuente: elcaribe.com.do
Compartir en Google Plus

Publicado por: Maireni

Reconocido fotógrafo y filántropo dominicano, con una gran carpeta de logros cientificos en biodiversidad de America y el Caribe.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario